Y sin embargo, somos millones

Viendo. Gozando.

Me lamentaba ayer que poco cabe esperar de las visitas recibidas por un video maravilloso después de un mes.

Y sin embargo, en 4 años hemos sido 1.597.777 los que hemos escuchado a Schiff interpretando las suites francesas de Bach.

Caben todas las esperanzas. Cabe que un niño haitiano logre escuchar los primeros compases, quede atrapado, lo mantenga hasta el final y quiera eso para sí.

“Haitiano” es por la renta per cápita y por el estereotipo. Pero resulta tan accidental, o poco más, que lo mismo le pase a un niño español. Que el oyente 1.597.778 sea un niño, y que le cambie.

Anuncios
Y sin embargo, somos millones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s