Cada vez hay más prevención a hablar de política

Voy a hacer 45 años en unos meses. Y llevo uno de esos años viviendo una situación, para mí, inédita. Ni en otros picos de tensión social las personas con las que me relaciono de uno u otro modo eran tan reacios como ahora a hablar de política.

Nunca había vivido una situación de prevención severa. De tener cuidado con lo que dices y delante de quién. Y no hablo de mí, precisamente, que me puede la boca. O el corazón. O las tripas.

Incluso con gente de inclinación comparable, o que le tiene gato a los que tú también se lo tienes, te desvía la conversación, o la corta sin contemplaciones. Hay, insisto, una prevención que no acabo de comprender.

Me da la impresión de que es una prevención nacida de la incertidumbre. De no entender ni el terreno que ahora se pisa, ni el rumbo de la nave.

La prevención que sí entiendo es con los que no comparten tu gato. Con aquellos que gustan de los que te preocupan o incluso aterran. Ahí se ha generado un abismo donde parece obligatorio que tu blanco sea su negro.

Tengo para mí que ese abismo es deliberado y cultivado con mimo por los jardineros de la catástrofe. Por esa ralea infecta que es incapaz de convivir en paz y admitir la diferencia. Por el sectario que quiere talar y arrasar el mundo a su medida

Anuncios
Cada vez hay más prevención a hablar de política

Un comentario en “Cada vez hay más prevención a hablar de política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s